Famosos profetas del pasado

Famosos profetas del pasado

MEP 7 de abril de 20133

PUBLICIDAD

A lo largo de la historia las personas han ido a la búsqueda de la información más preciada, poder predecir el futuro. Los seres humanos siempre han estado fascinados por la idea del conocimiento universal y sobre todo “lo que pasará”, determinando el tiempo por venir. Existen un sin número de técnicas e instrumentos que se han creado para poder adivinar el futuro, pero pronto se descubrió que solo unas pocas personas tenían la habilidad de predecir el futuro de una manera constante, a estos se les llamó “profetas”. Estas personas eran consideradas especiales debido a su capacidad, así fue como los chamanes y sacerdotes de determinadas sectas religiosas y cultos enseñaron “a ver el futuro”. A veces, estas personas con visiones del futuro nacieron con este don, como si se tratara de una mutación genética heredada o dotados con la habilidad a través de la ayuda divina. De cualquier forma, estas personas tenían una tendencia a destacar de la población en general, buscados constantemente por los poderosos gobernantes o incluso por la élite mundial. Algunos de estos dotados del pasado todavía se recuerdan hoy en día, sobre todo si nos remontamos al siglo pasado, que mostraron sus dotes en el escenario mundial. Éstos son algunos de los videntes más famosos, psíquicos y oráculos de la historia.

 

El oráculo de Delfos

El oráculo griego del templo de Apolo en Delfos (a lo largo de las laderas del Monte Parnaso) era en realidad una sacerdotisa. Ella fue una de las videntes con más prestigio de toda la antigua Grecia, debido principalmente a que Grecia estaba muy centrada en la figura masculina en su estructura de poder. La tradición comenzó en el siglo XVIII antes de Cristo, cuando la Pitia fue dotada por primera vez con profecías inspiradas por Apolo. La última profecía registrada del oráculo fue en el 393 a.C., cuando Teodosio I, como emperador, ordenó el cierre de los templos paganos. En este lapso de tiempo prolongado, es fácil adivinar que las nuevas jóvenes sacerdotisas se distribuyeron en la posición del oráculo, es por ello que generalmente se la conoce como “La Pitonisa” o simplemente “El Oráculo” en lugar de un nombre real. Al ser elegida, sin embargo, la joven dejaría todas las demás responsabilidades y los vínculos familiares (incluso el matrimonio) para dedicarse por completo como el Oráculo. Las fuentes históricas de autores tan reconocidos como Heródoto, Sófocles, Aristóteles, Platón o Ovidio escribían sobre el oráculo, hablando de manera clara y comprensible, en su propia voz. Sin embargo, los eruditos modernos que investigaron las ruinas del templo encontraron “una grieta geológica” que emite gases que probablemente eran el verdadero camino del Oráculo conectado con lo divino.

 

Nostradamus

Las profecías recogidas en el futuro escrito por Nostradamus son algunas de los más ampliamente estudiadas y analizadas en todo el mundo. Incluso hoy en día, los escritores sensacionalistas investigan en las obras de Nostradamus intentando relacionar las profecías con el presente y un intento de poder descifrar el futuro. Además de ser un vidente muy popular en Francia, también fue un boticario. El libro “Les Propheties (Las Profecías)” fue impreso en varias ocasiones desde su muerte en 1566, que se publicó una versión latinizada de su nombre con el que lo conocemos hoy en día, Nostradamus. Sin embargo, sus obras más populares eran los almanaques anuales que fueron publicados a partir de 1.550 hasta el año en que murió. Por lo general se realizaban dos al año, que se centraban en las predicciones detalladas y otro que eran generalizadas, llamados pronósticos o presagios. Durante la Revolución Francesa, la gente pensó que Nostradamus podría volver a su cuerpo después de su muerte, en una tumba especialmente construida en Collegiale Saint-Laurent, en una pequeña capilla.

Edgar Cayce

Edgar Cayce nació a finales de la década de 1800 en Kentucky, Estados Unidos. Fue uno de los fundadores del Movimiento de la Nueva Era, que tuvo una fuerte influencia, sobre todo por el karma, la reencarnación de las almas, la astrología, requisitos dietéticos especiales, la medicina holística y la interpretación de los sueños, aunque murió antes de que fuera reconocido internacionalmente. Varias de sus profecías partían de su creencia personal en el cristianismo, con la mención de los seres humanos que voluntariamente siguieron el alma de Jesús para salvar al resto de la humanidad que había “caído” del estado de unidad con Dios. Se dice que tenía la capacidad de entrar en un trance profundo y que canalizaba las respuestas a las preguntas. Cayce creía que este estado meditativo era la conexión directa con Dios, que a través de la meditación profunda tenía ese tipo de conexión. Por lo general, su secretario le leía las preguntas en su estado de trance y luego registraba las respuestas dadas. Sus lecturas en la mayor parte de su carrera tenían una tendencia que giraban en torno a la salud de la persona consultada. Sin embargo, con el tiempo empezó a aceptar preguntas sobre asesoramiento empresarial, análisis de los sueños, o incluso relacionadas con vidas pasadas. Él nunca recordaba en estado consciente lo que decía durante estas sesiones de hipnosis inducidas por sí mismo. Cayce también tenía la costumbre de mencionar “la Atlántida”. Investigó a fondo acerca de su idea sobre la historia de la Atlántida en sus trances y la batalla entre el bien y el mal que allí tuvo lugar antes de que fuera destruida en varios niveles hasta que fue completamente erradicada por una gran explosión de energía a partir de una sobrecarga de un cristal gigante. Sintió que la mayoría de las almas en la Tierra son en la actualidad reencarnaciónes de los espíritus de la Atlántida.

Benjamín Parravicini

Benjamín Solari Parravicini nació en Buenos Aires, Argentina, en 1.898 y murió en 1.974 a la edad de 76 años. Fue un pintor y escultor, y provenía de una familia tradicional y acomodada de la sociedad. Ocupó diversos cargos en el Departamento Municipal de Artes de Buenos Aires. Él era una persona tranquila, discreta y amable. Llevó una vida totalmente desconocida para el mundo, si no fuera por el hecho de que él tenía la capacidad de poder observar el futuro. Con el tiempo, Parravicini llegó a ser ampliamente conocido dentro y fuera de su país natal, debido a los “mensajes”, como él los llamaba, que recibía de su “ángel guardián” sobre futuros acontecimientos. Contrariamente a lo que muchas personas querían hacer creer, nunca dijo que tenía “visiones místicas” ni que podía “ver el futuro”. Pronto se sentiría inspirado por un sentimiento, y su ángel de la guarda le enviaría uno de los muchos “mensajes” que se sintió obligado a dibujar en lápiz o carbón en la más simple de las formas. De esta manera, Parravicini “recibió” más de 700 profecías en forma de “mensajes” que en su mayoría se referían a hechos trascendentales y dramáticos que afectaban al mundo de su época. La mayoría de estos mensajes se le revelaron en los años 1.940 y 1.950, pero continuó recibiendo “mensajes” hasta poco antes de su muerte en 1.970. Como con la mayoría de profecías, tanto las imágenes como la prosa son, en su mayor parte, enigmáticas. Eso es hasta que pasan los acontecimientos que los hacen más claros.

Baba Vanga

Vangelia Pandeva Dimitrova nació en 1.911 entre la frontera de Bulgaria y Yugoslavia, que ahora se conoce como la República de Macedonia. Vanga nació de forma prematura y tuvo problemas de salud asociados con dicho nacimiento. Por lo tanto, no se le dio ningún nombre hasta que se estuvo seguro de que iba a sobrevivir. El nombre que se le dio por fin era Vangelia, del griego Vangelis que significa “heraldo de la buena nueva”. Era un nombre muy común y popular en esa zona durante la época de su nacimiento. Cuando era niña una misteriosa tormenta la empujó a un campo abandonado, llenándose sus ojos de arena y polvo que le afectó a la vista. Su familia, que era muy pobre, sólo podía permitirse una operación parcial, quedándole una visión muy débil durante la mayor parte de su vida antes de quedarse completamente ciega. Esta pérdida de visión se decía que era la fuente de sus poderes, ya que le permitía ver a “seres invisibles” que le decían cosas acerca de los acontecimientos de la actualidad en lugares lejanos o eventos del futuro. Su capacidad atrajo a muchos seguidores, ya que la gente generalmente le preguntaban sobre los seres queridos que estaban en la guerra. Además de sus predicciones (como la disolución de la Unión Soviética, la fecha de la muerte de Stalin, el incidente de Chernóbil y los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos), fue también una renombrada sanadora a través del uso de las plantas medicinales.


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

3 Comentarios en "Famosos profetas del pasado"

Notificarme
avatar

Maria Luisa
Invitado
Maria Luisa
24 abril, 2013 21:52
Yo conocí personalmente a Benjamín Parravicini en sus ultimos años y sé realmente su historia. me la contó el mismo. El conocio a un pintor con nombre Ricco Damiani, que fue su maestro y quien le indicaba que tenia que pintar y cuando pintarlo. Este pintor siempre se mantuvo en la sombra, Benjamin me contó que sabía de este pintor que habia tenido un hermano gemelo que habia fallecido siendo adolescente, y que era su hermano gemelo quien le indicaba que iba a pasar. Ricco Damiani era pintor y impartia clases, era por lo que cogío como alumno a Benjamin… Leer más »
Joaquin_Phi
Invitado
Joaquin_Phi
9 febrero, 2016 5:08

mmm…sera??? Habia escuchado historias de angeles que se le aparecian a Parraviccini y otras cosas de ese tipo pero ninguna que dijera que no era Paraviccini el que tenia las visiones o el contacto…

Rosali
Invitado
Rosali
26 febrero, 2016 0:10

yo igual

wpDiscuz