Los fantasmas de la antigua cárcel de Charleston

Los fantasmas de la antigua cárcel de Charleston

MEP 27 de diciembre de 20131
Los fantasmas de la antigua cárcel de Charleston

En la década de 1800 y principios de 1900 Estados Unidos sufrió un acontecimiento sin precedentes a nivel urbanístico, fueron construidas muchas cárceles con unas simples estructuras que ofrecían sólo las necesidades más básicas de los internos que albergaban. El concepto anticuado de estas cárceles era el “romper el espíritu y la fuerza de la conformidad mediante métodos considerado como bárbaros”.

Los expertos en fenómenos paranormales creen que estas prisiones mantienen a día de hoy cada historia personal con un inmenso dolor y sufrimiento, atrayendo a los espíritus que se encuentran atrapados entre dos mundos. Ellos creen que algunos de estos espíritus no consiguieron seguir adelante, otros continúan teniendo cuentas pendientes y algunos vagan por los bloques de las celdas de las prisiones en busca de la anisada salida.


PUBLICIDAD

Uno de estos sorprendentes lugares es la conocida cárcel en Charleston, Carolina del Sur, construida en 1802 y que albergó algunos de los más infames criminales de Estados Unidos, incluido esclavos rebeldes, piratas del siglo XIX, y Lavinia Fisher, la primera asesina en serie de Estados Unidos. Miles de presos murieron dentro de sus imponentes murallas y que a día de hoy los espíritus atormentados continúan merodeando el antiguo edificio.

Su historia

Antes de la construcción de la cárcel, los funcionarios utilizaban el terreno en el que la cárcel se erige como un hospital, una casa para los pobres, además de una casa de trabajo para los esclavos fugitivos. Charleston construyó la cárcel en 1802, y la instalación albergó presos hasta cerrar sus puertas en 1939. Según algunos historiadores, 10.000 personas murieron en la cárcel durante sus 211 años de historia, ya sea por ejecuciones, lesiones o enfermedades. La cárcel estaba destinada a albergar a 130 reclusos, pero en ocasiones llegaban a haber más de 300 personas. Por lo tanto, no es sorprendente que las enfermedades y la violencia reinaran entre sus paredes.

Como cualquier cárcel también albergaba a presos famosos como Lavinia Fisher, su marido John, Jacque Alexander Tardy, un pirata con cierta fascinación por el veneno, y Denmark Vesey, líder de una rebelión de esclavos. Los soldados de la Guerra Civil, incluidos los supervivientes de la 54 batallon, también fueron encarcelados en la penitenciaria de la ciudad de Charleston.

La actividad paranormal

Ahora este mítico edificio es propiedad de American College of the Arts Building, que por lo general no se permite la entrada al público. Sin embargo, en los últimos años varias empresas de tours especializadas en cárceles encantadas ofrecen la posibilidad de visitar el terrible lugar. Y estas visitas turísticas no están exentas de polémicas, ya que los visitantes informan de pesadas puertas que se cierran de golpe, objetos que se mueven o desaparecen, y misteriosas voces en habitaciones vacías, entre otros extraños fenómenos.

En una ocasión, un equipo de investigación observó unas formas oscuras humanoides que se “desplazaban” por los pasillos mientras que “orbes” de un extraño color flotaban por todo el enigmático edificio. Los investigadores también escucharon como unas cadenas se arrastraban por el suelo, aunque no existen cadenas móviles en toda la cárcel. Algunos visitantes también afirman haber avistado el fantasma de Lavinia Fisher, reconocida en todo Estados unidos como la primera asesina en serie femenina.

El fantasma de Lavinia Fisher

A principios de 1800, Lavinia Fisher y su esposo John poseían un hotel al norte de Charleston. En la actualidad no está claro lo que realmente ocurrió en el Six Mile Wayfarer House, aunque algunas historias dicen que la pareja asesinaba a los huéspedes adinerados sirviéndoles té envenenado y vertiendo sus cuerpos en fosas preparadas para la ocasión en el sótano.

Según los informes del Charleston Post and Courier, dos hombres fueron agredidos en el hotel en incidentes separados, pero lograron escapar. Las autoridades pronto detuvieron a la pareja. La sentencia para sus atroces asesinatos fue la pena de muerte, y justo en el momento antes de su ahorcamiento, Lavinia Fisher gritó a la multitud reunida: “Si alguno de ustedes tiene un mensaje para el diablo, me lo dicen ahora porque yo lo veré en un momento”.

En 2011, un equipo de expertos investigó la cárcel y afirmaron que consiguieron grabar la voz de Lavinia diciendo “el diablo” en respuesta a una pregunta. Pero no solo los expertos han conseguido grabar los extraños fenómenos relacionados con Lavinia, muchas otras personas también han afirmado capturar psicofonías, fotografías, vídeos que son atribuidas al fantasma de Lavinia.

La realidad es que los guías turísticos insisten en que la cárcel estaba embrujada, y que incluso los restauradores temen entrar en el misterioso lugar. Pero además de todos ellos, la policía afirma que se activa la alarma regularmente cuando no hay nadie alrededor y que los residentes cercanos a la cárcel ha informado en numerosas ocasiones ver sombras que se movían alrededor del edificio.

¿Es la vieja cárcel de Charleston un lugar verdaderamente embrujado o las terribles historias que alberga la estructura ha causado que fluya la imaginación en todos aquellos que visitan el lugar? La única manera de comprobarlo es pasar la noche en el interior.

 


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

1 Comentario en "Los fantasmas de la antigua cárcel de Charleston"

Notificarme
avatar

alis franco
Invitado
alis franco
22 marzo, 2015 18:04

yo si creo en las hadas creo creo…….

wpDiscuz