Fantasmas atormentan a los residentes de una residencia geriátrica

Fantasmas atormentan a los residentes de una residencia geriátrica

MEP 4 de febrero de 20140
Fantasmas atormentan a los residentes de una residencia geriátrica

Apariciones fantasmales pueden ocurrir en cualquier parte del mundo, desde lugares históricos con una trágica historia hasta edificios gubernamentales. Los testigos en ocasiones informan de extrañas luces, presencias en una habitación, extraños ruidos o la clásica disminución repentina de la temperatura. Pero aunque no se comente habitualmente, las residencias geriátricas son lugares propicios para este tipo de fenómenos, principalmente por tratarse de lugares en los que se debate constantemente entre la vida y la muerte.


PUBLICIDAD

Este es el caso de residencia geriátrica “Grand Pines Assisted Living Cente” en Míchigan, Estados Unidos, donde el personal y sus residentes han informado ver y escuchar extraños fenómenos en los últimos años. La situación es tal, que los responsables de la residencia afirman que los ancianos son constantemente perseguidos por los fantasmas de los antiguos residentes.

Apariciones fantasmales en la residencia

Según ha informado diversos medios de comunicación, miembros del personal de la residencia afirman haber visto con sus propios ojos antiguos residentes fallecidos cruzando los pasillos, convirtiéndose en una parte regular de la vida diaria. Una de las historias más aterradoras es la de un hombre fallecido, que se niega a marcharse del lugar, y que ha sido visto por los miembros del personal e incluso por su viuda, que reside en la residencia.

“Yo estaba trabajando en la cocina, y cuando salí al comedor, vi a un hombre en la esquina del pasillo”, dijo un miembro del personal. “Cuando me di la vuelta para ver quién era, no había nadie allí. Yo era la única en el comedor”.

La cuidadora estaba tan preocupada por la experiencia que llamó a su madre, que también trabajaba en la misma residencia.

“Le describí este hombre que yo vi, y ella pensó que se trataba de un ex residente llamado Dan, que murió dos años antes”, dijo.

Pero aquí no acabó su experiencia con la aparición fantasmal, esa misma noche, mientras repartía bocadillos a los residentes, entró en la habitación de la viuda de Dan.

“Entré en su habitación para poner su merienda en su mesita de noche”, relató la cuidadora. “Me miró directamente a los ojos y me dijo que Dan la había despertado. Por supuesto, me asusté en ese momento y salí rápidamente de su habitación”.

El domingo 22 de agosto de 2010, otra trabajadora de la residencia llamada Amanda, estaba cubriendo el segundo turno cuando se encontraba asistiendo a un residente. Cuando ella se volvió hacia su carro médico ubicado en la sala, se encontró con un mensaje garabateado en tinta color negro que decía:

“Estamos en el avión, perdidos, no te haremos daño. ¡En serio!”.

En un principio la enfermera no quiso darle importancia pensando que los escribió uno de los residentes dejándolo en su carro mientras estaba asistiendo. Sin embargo, después de un corto periodo de tiempo, se dio cuenta de que los residentes en esa área en particular eran pacientes de Alzheimer, y no sabían ni escribir.

En otra ocasión, un residente informó que había una niña dando vueltas en su habitación del tercer piso. El personal también dijo haberla visto, entonces los responsables decidieron buscar a la niña, sin embargo, ninguna niña fue encontrada, y tampoco se registraron personas en esa zona en ese momento.

Los fenómenos no acaban aquí, otro encuentro con lo imposible ocurrió entre uno de los cuidadores y un hombre sentado en la habitación de un residente. El observó a una misteriosa persona en la habitación de unos de los residentes, y cuando se giró para llamar a uno de sus compañeros el hombre había desaparecido. Entonces, los dos trabajadores buscaron al invitado misterioso. Cuando preguntaron a los ayudantes sobre el “invitado fantasma” ellos dijeron que nunca vieron a un hombre entrar o salir de la habitación, ni tampoco visitante alguno en el pasillo.

“Él se asustó”, dijo uno de los cuidadores. “No había rastro de él, en absoluto.”

Todos coinciden en lo mismo, los fenómenos paranormales ya son muy comunes en todo la residencia. Además la mayor parte de la actividad parece ocurrir en un turno en particular.

“Los avistamientos son muy comunes entre las enfermeras que trabajan allí”, dijo un miembro del personal. “La mayor actividad, en mi opinión, se produce en el segundo turno.”

Incluso los médicos creen que algunos de estas apariciones fantasmales pueden ser debidos a antiguos residentes fallecidos que permanecen en el lugar, mientras que otros creen que los fantasmas son visitantes que no tienen nada que ver con el edificio y si con el lugar. Está claro que los más escépticos sugerirán que simplemente es parte de su imaginación por la gran cantidad de horas encerrados. Pero la verdad es que algo extraño está pasando ahí, y esta “persiguiendo” tanto al personal como a sus residentes.

 


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

¡Se el primero en comentar!

Notificarme
avatar

wpDiscuz