Los fantasmas de Gettysburg

Los fantasmas de Gettysburg

MEP 21 de noviembre de 20130
Los fantasmas de Gettysburg

En un reciente estudio se estima que el 68 por ciento de la población cree en fantasmas u otro tipo de manifestaciones paranormales como los ovnis o las habilidades psíquicas. Este hecho ha significado un auge para todo tipo de expertos que realizan sus propias investigaciones en contra de la ciencia, que mantiene que todos los fenómenos inexplicables son fruto de nuestra imaginación.

En todas partes del mundo hay lugares que son realmente sombríos y terroríficos, ya sea por su historia o por su emplazamiento energético, pero en lo que coinciden todos los expertos en lo paranormal es si se quiere investigar las apariciones fantasmales, Gettysburg en Pennsylvania, es el lugar más adecuado para buscarlos.


PUBLICIDAD

Gettysburg es posiblemente uno de los campos de batalla más conocidos en todo el mundo, donde durante los tres días de intensa batalla que terminó el 3 de julio de 1863, más de 7.800 soldados de la Unión y los soldados confederados perdieron sus vidas y decenas de miles más fueron heridos y/o mutilados.

Entonces no es de extrañar que cientos y cientos de fantasmas hayan sido avistados tanto por visitantes como por expertos, debido principalmente a la actividad inolvidable en este “Parque Nacional Militar”. Los turistas y “cazadores de fantasmas” han logrado hacer fotografías con imágenes realmente enigmáticas, se han realizado docenas de fascinantes psicofonías, grabaciones, y uno de los más interesantes y convincentes vídeos relacionados con fantasmas se ha rodado en el lugar.

Los fenómenos paranormales de Gettysburg

Recientemente, varios importantes medios de comunicación relataban la gran cantidad de fenómenos inexplicables que tienen lugar a lo largo y ancho de Gettysburg, donde Mark Nesbitt, una de las principales autoridades y autor sobre los fantasmas de Gettysburg, relata una de las experiencias más terribles de la zona. Pennsylvania Hall en Gettysburg College ha sido el escenario de muchos encuentros fantasmales de la Guerra Civil, pero tal vez ninguno se puede comparar con lo que dos administradores de la universidad observaron una noche.

Cien años atrás, el edificio había sido utilizado como un hospital de campaña para los soldados moribundos de la feroz batalla. Una noche, los dos administradores bajaban por el ascensor desde el cuarto piso hasta el primero, cuando inexplicablemente el ascensor pasó del primer piso y continuó hasta el sótano. Cuando las puertas se abrieron, los dos administradores apenas podían creer lo que veían.

El almacén en el sótano fue sustituido inexplicablemente por una escena del hospital de batalla: los muertos y los moribundos yacían por el suelo, los médicos cubiertos de sangre y ayudantes corrían caóticamente, tratando desesperadamente de salvar sus vidas. Los dos administradores no conseguían escuchar nada pero podían verlo con claridad, estaban siendo testigos de una batalla de hace cien años. Horrorizados, frenéticamente pulsaron el botón del ascensor para cerrar las puertas. Cuando las puertas se estaban cerrando, uno de los “soldados fantasmas” les miró directamente a ellos, con una expresión de súplica en su rostro.

Pero incluso Hollywood no se ha librado de los fantasmas de Gettysburg. Gran cantidad de películas relacionadas con la guerra civil han sido rodadas en el enigmático lugar, pero una de los mejores y más conmovedoras producciones fue de la película Gettysburg de 1993 dirigida por Ronald F. Maxwell y protagonizada por Tom Berenger, Jeff Daniels y Martin Sheen entre otros. Durante el rodaje de la película, algunos miembros del equipo tuvieron un encuentro con lo inexplicable. Debido a que la película requiera una gran cantidad de extras para recrear la batalla original, el equipo de producción contrató a muchas personas para que interpretasen a los soldados de la Unión y del ejército confederado.

Durante un receso en la filmación, varios de los extras estaban descansando y admirando la puesta de sol. De repente ellos recibieron la visita de un hombre canoso, que lo describieron como un soldado de la Unión con el rostro quemado y oliendo al azufre de la pólvora. Él habló con ellos acerca de lo enfadado que estaba por la falta de munición, y les entregó algo de munición, y luego siguió su camino.

Al principio, los extras pensaron de que era parte del equipo, pero cuando miraron la munición que les dio se quedaron aterrorizados, el misterioso hombre les entregó una munición auténtica de la época, un hecho que fue investigado por diversos expertos que no han podido explicar de donde apareció la antigua munición.

Podríamos estar escribiendo casos y más casos sobrenaturales, que no tienen ningún tipo de explicación racional. Pero no podemos obviar las experiencias más desconcertantes que una persona puede tener en Gettysburg, los ecos de aquella horrible batalla y sus gritos fantasmales de dolor y muerte escuchados tanto por el oído o por psicofonías.

Hubo un caso en especial que desconcertó a los propio investigadores de los paranormal, la experiencia memorable de Mary Adelsberger. Mary había ido a Gettysburg con sus dos hijas en una noche fría de febrero. Había bastante nieve, pero las tres mujeres estaban decididas a desafiar el tiempo y visitar los monumentos de la gran batalla. Entonces ellas pudieron observar un monolito que indicaba: “95th New York Infantry, July 1, 1863”. Casi inmediatamente, comenzó a oír las voces de hombres conversando, como si estuvieran sentados alrededor de una fogata. Mary y sus hijas decidieron adentrarse en el bosque para ver si podían encontrar la fuente de las voces. De repente, se oyó un grito: “¡Levántate! ¡Levántate! ¡Vamos! ¡Vamos!”, seguido por una orden que dijo: “¡Carga!”.

Las mujeres se asustaron, por decir algo, y corrieron sin parar hasta estar fuera de peligro. Sin embargo, detrás de ellas podían oír los gritos de agonía de los hombres, gritando y gimiendo. Mary y sus hijas volvieron a su hotel, pero, sorprendentemente, decidieron volver al bosque, a pesar de que eran las 12:30 de la mañana. “Estuve de acuerdo en ir con ellas”, dijo Mary, “pero con condiciones: esta vez sería en coche y no a pie, y no íbamos a salir del coche, incluso una de mis hijas me tuvo que prometer que permanecería en el coche conmigo todo el tiempo”.

Bajo las condiciones de Mary volvieron de nuevo al lugar de los misteriosos gritos, entonces una de sus hijas abrió la puerta del vehículo y escucharon los más horribles, espeluznantes gritos y lamentos que alguien pueda imaginar. Mary y sus hijas se marcharon del lugar para nunca volver.

Está claro que Gettysburg es todo un impulso para la economía local que depende del turismo, turistas que a su vez aprenden la verdadera historia de uno de los lugares más emblemáticos. Las investigaciones paranormales realizadas en Gettysburg también ofrece otro tipo de respuestas relacionadas con el más allá, un tipo de información que la ciencia nunca nos podrá desvelar.

 


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

¡Se el primero en comentar!

Notificarme
avatar

wpDiscuz