Proyecto Falcon, tras las huellas del Bigfoot

Proyecto Falcon, tras las huellas del Bigfoot

MEP 18 de octubre de 20120

Proyecto Falcon, tras las huellas del BigfootRecientemente Jane Goodall, la prestigiosa experta primatóloga, hizo público su creencia en la existencia del Bigfoot. Ahora un grupo de científicos utilizarán la tecnología para encontrar evidencias de la misteriosa bestia con un proyecto llamado “Proyecto Falcon”. El Proyecto Falcon es lo último en tecnología para buscar al misteriosos Bigfoot. Con una aeronave a control remoto equipado con una cámara dirigible, los participantes en el proyecto esperan que este equipo maniobrable y silencioso sobrevuele las montañas de California, con sus cámaras térmicas, proporcionando la prueba definitiva de la existencia del gran simio desconocido de los Estados Unidos.

 

William A. Barnes, el fundador del Proyecto Falcon

Hace quince años, William A. Barnes, fundador del proyecto, estaba en una expedición en la selva del norte de California. Una noche, oyó algo inquietante en las rocas del cañón por encima de su campamento. Observó como “algo” salió corriendo cuesta abajo, hasta quedarse a tan solo un metro de su tienda de campaña. Al ver su tamaño, forma y perfil contra la ladera de la montaña a la luz de la luna, se convirtió en un firme creyente en la legendaria criatura comúnmente conocida como Bigfoot. En los años posteriores, se obsesionó con la investigación del Bigfoot.

William Barnes, fundador del Proyecto Falcon

Aurora, la aeronave

A diferencia de la investigación de campo, la aeronave será capaz de viajar rápidamente y silenciosamente sobre cualquier terreno, teniendo una posición ventajosa, y será capaz de observar lugares inaccesibles. La aeronave de 13,7 metros de largo llamada “Aurora” será la primera de su tipo, diseñada y construida por canadienses, el dirigible a control remoto consistirá en un tándem de pequeñas cámaras de giro-estabilizadoras fabricadas en fibra de carbono. Estrá especialmente diseñada para evitar que tenga movimientos laterales bruscos, un problema tradicional en este tipo de aeronaves. Además, contará con un sistema de propulsión propia, en el que el aire pasará a través de cuatro conductos. Esto permitirá el despegue y aterrizaje vertical, situándose en el lugar deseado, y un aprovechamiento de energía más eficiente que los sistemas tradicionales basados en la hélice.


PUBLICIDAD

Según el informe oficial, La Aurora tendrá una velocidad de 72 km/h y será capaz de permanecer en el aire durante aproximadamente tres a cuatro horas. La Aurora será dirigida por control remoto en un centro de seguimiento ubicado en una auto caravana personalizada, y una vez llegue a la altitud deseada pasará al piloto automático. Una vez conmutado, será capaz de realizar autónomamente una búsqueda en el área, con un alcance de por lo menos ocho kilómetros en cualquier dirección desde el centro de control. La aeronave estará equipada por una cámara de alta definición, un sistema de estabilización de imagen térmica y infrarrojos que se está construyendo específicamente para este proyecto. La Aurora estará equipada con un equipo de dióxido de carbono para el reconocimiento y detección de las exhalaciones de los animales en los bosques. Cuando el sistema detecte una anomalía, el equipo utilizará la lente de la cámara con un zoom de gran alcance y así obtener una imagen en alta resolución mientras se realiza la grabación de las imágenes. También se realizarán grabaciones de infrasonido, ya que muchos expertos han teorizado que los Bigfoots utilizan ultrasonidos para comunicarse los unos con los otros.

 

Dr. Jeff MeldrumEl Proyecto Falcon, a la búsqueda de la criatura

El investigador principal del proyecto es el antropólogo Dr. Jeff Meldrum, profesor de anatomía y antropología de la Universidad Estatal de Idaho, quien lleva investigando el Bigfoot los últimos 17 años. Según el Dr. Meldrum, las pruebas de ADN serian una prueba de peso para demostrar la existencia del misterioso simio. El Proyecto Falcon utilizará 35 dirigibles en más de 13 estados diferentes, donde se han registrado los avistamientos. La duración del proyecto será de alrededor de un año, con un coste de 200.000$. ¿Serán capaces de encontrar la prueba definitiva de la extraña bestia?

 


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

¡Se el primero en comentar!

Notificarme
avatar

wpDiscuz