Un Goblin causa una misteriosa explosión

Un Goblin causa una misteriosa explosión

MEP 28 de enero de 20130

Muchas personas afirman haber sido víctimas de unos pequeños seres conocidos como Goblins o en español más comúnmente llamados duendes. Lo ocurrido la semana pasada en Chitungwiza, Zimbabue, tiene de protagonista uno de estos pequeños seres. Una sobreviviente de una misteriosa explosión el 21 de enero en una casa de los suburbios de Zengeza explicó una extraordinaria historia sobre brujería. La explosión ocurrió durante una ceremonia de purificación en el que un Goblin fue decapitado.

Clara Banda, que vivía en el mismo barrio que uno de los curanderos fallecidos Speakmore Mandere, de 24 años, dijo que ella también formaba parte de una “ceremonia de purificación”, que acabó dejando cinco muertos y una docena de heridos. La policía dijo el sábado que estaban todavía por establecer la causa de la explosión que dañó varias casas.

 

El ritual


PUBLICIDAD

La Sra. Banda, hospitalizada tras ser alcanzada por la metralla de la explosión, estaba en la casa de Mandere como consultora para una ceremonia de purificación con el objetivo de eliminar lo que ella describió como un duende problemático traído por el empresario Clever Kamuyedza y su esposa Svodai. Mandere, también conocido como Sekuru Shumba, había invitado a la Sra. Banda y a otra conocida curandera identificada únicamente como Virginia que le ayudaran con la “ceremonia de purificación”. El ritual duró tres días y con un coste de 15.000 dólares americanos. La Sra. Banda relató que el Sr. Clever había adquirido el duende en otro país con el objetivo de atraer la buena fortuna, pero al poco tiempo el Goblin además de volverse hostil le comenzó a hacer “demandas extremas” decidiendo que era necesario deshacerse de él. Según declaró la Sra. Banda:

“La tragedia cayó sobre nosotros mientras estábamos realizando la ceremonia en contra del duende que el hombre de negocios llevó a Sekuru Shumba. Después de preparar el equipo para la ceremonia de purificación, Sekuru Shumba invitó al Sr. Kamuyedza, a su esposa y también a dos curanderos a su casa para celebrar una reunión y decidir sobre qué hacer con el caso. La reunión duró tres días durante los cuales se discutieron sí o no podíamos manejar este tipo de ritual. El Sr. Kamuyedza mantuvo el duende en su casa y sólo lo llevó a Sekuru Shumba el cuarto día para su destrucción. Sekuru estaba en el dormitorio con el Sr. Kamuyedza y otros dos hombres. Yo estaba con la esposa del Sr. Kamuyedza y Virginia, la otra curandera, en el salón. Había otros miembros en la ceremonia pero estaban afuera ya que la casa estaba llena. Sekuru Shumba decapitó al duende. El Sr. Kamuyedza posteriormente le dijo a su esposa que trajera los 15.000 dólares que estaban en su coche aparcado fuera. Pero a continuación todos escuchamos a Sekuru gritando que el duende se estaba defendiendo. Todo lo que recuerdo después de eso es un gran estruendo proveniente del dormitorio. Las paredes de la casa se derrumbaron. Virginia y yo intentamos salir a la calle. Fui golpeada por los escombros de un muro que me cayó encima, pero mi amiga Virginia no tuvo tanta suerte.”

 

Una misteriosa y gran explosión

A raíz de la explosión, cinco personas murieron incluyendo Mandere, Chimina de siete meses de edad, Kelly, que estaba durmiendo en uno de los dormitorios, el Sr. Kamuyedza y dos de sus guardaespaldas, un retirado detective llamado Alex Shamu y un ex-militar. Los equipos de rescate tardaron más de 24 horas en recoger todos los cuerpo después de la explosión. Según los expertos, aún no han podido dictaminar el origen de la misteriosa explosión pero las principales hipótesis apuntan que tendría que ser algo parecido a un gran artefacto incendiario o incluso algún tipo de bomba de gran potencia. Victoria Sarangera, una vecina, recuerda vívidamente lo ocurrido:

“Yo estaba afuera lavando los platos cuando de repente hubo una fuerte explosión y fui golpeada por un ladrillo. Cuando me di la vuelta, había dos hombres que ya estaban muertos. Su piel se había vuelto negra. Uno de ellos tenía una profunda herida en la cabeza y se podía ver el cerebro mientras que el cuerpo del otro hombre había sido partido en dos. No había visto nada parecido”.

Muchas son las preguntas que se hacen los expertos sobre lo ocurrido, como ¿qué hacia un respetado hombre de negocios con estos curanderos?, ¿qué fue lo que causó una explosión tan devastadora? o lo más importante: ¿qué llevaría una persona a pagar tal suma de dinero por deshacerse de algo?

 


Comparte en


Artículos Relacionados


Publicar un comentario nuevo

¡Se el primero en comentar!

Notificarme
avatar

wpDiscuz